Saltar al contenido
Pez Acuario

Acuarios para peces

Tener un pez como mascota es algo complicado. Comenzando por elegir el acuario adecuado. En las tiendas verás todo tipo de modelos, pero no todas son adecuadas para todos tus peces. Así pues, ¿qué te parece una pequeña ayuda para escoger la más adecuada?

Acuarios de peces en oferta

Ver más Acuarios en Amazon

¿De que  material están hechos los acuarios?

Los acuarios son de un recipiente de vidrio y otros materiales, generalmente transparentes, con la intención de recrear los ambientes de agua dulce, marina o salobre, con el fin de albergar un ecosistema correspondiente a esos ambientes, con peces, invertebrados, plantas y casi cualquier animal fluvial o marino.

Los acuarios poseen por lo menos una cara transparente construida en vidrio, polimetilmetacrilato o poliéster, siendo la primera la solución más corriente, cada material cuenta con ventajas y desventajas. Es el uso y los fines del acuario lo que determinará el más idóneo.

¿Cuales son los beneficios de contar con un acuario?

  • El primer beneficio que aporta estos recipientes a sus dueños es el disfrute de un ambiente acuático en su casa, misión para la que fueron creados los acuarios.
  • Un beneficio más es la capacidad que tiene para enseñar a la personas: ya que poseer un ser vivo constituye un buen medio para instruir a los niños a asumir responsabilidades, además de aprender el amor a otras especies.
  • Los acuarios tienen la posibilidad de ser un elemento decorativo, tanto por su luminosidad como por su función arquitectónica. Debido a su forma rectangular, muchos acuarios se utilizan para dividir visualmente una estancia o para decorar una pared.
  • Para cuestiones de estrés, ciertos doctores y terapeutas aconsejan colocar acuarios en salas en donde se pueda experimentar niveles de estrés elevados.

¿Como se debe de preparar y mantener el acuario?

Para empezar la preparación consistiría en colocar los elementos decorativos y los accesorios técnicos según el orden correcto, llenar el recipiente de agua convenientemente tratada y esperar a que las bacterias se reproduzcan en cantidad suficiente.

Los principales puntos que necesitan ser planificados para lograr un ecosistema estable son los siguientes:

Ubicación

  1. El lugar donde se ubica el acuario influye mucho en la preparación y más aún en la vida del pez que vivirá dentro. Un error ya comentado fue lo perjudicial de colocar el acuario en una ventana y que le den los rayos del sol. La experiencia indica que las ubicaciones dotadas de luz indirecta son las mejores para lograr un acuario exitoso.
  2. Se sabe que los pasillos y lugares transitados o con mucho ruido tampoco resultan adecuados, ya que los peces sufren estrés constante con las personas, las cuales siempre serán percibidas como peligrosas.
  3. El mueble que sustente toda la instalación es de muchísima importancia. Debe de ser firme y capaz de soportar un peso doble al del agua que pueda contener. Por ejemplo un acuario de 100 Litros más accesorios, grava, etc., puede llegar a pesar tranquilamente unos 140 kg.
  4. Se necesitará por lo menos una toma de corriente eléctrica bien instalada y aislada, es necesario recordar que todo el conjunto albergará considerable agua en su entorno y a veces salpicará, lo cual siempre supone cierto riesgo eléctrico. Por lo tanto, se necesitara una toma de agua potable y un desagüe son también de utilidad para evitar acarrear cubos por la casa o la oficina.

Limpieza

La limpieza quizá sea la más importante, no solo por razones estéticas, sino de salubridad, pues de lo contrario los nitritos y fosfatos expulsados por los animales terminarán convirtiéndose en toxinas.

  • Algo que debes de hacer periódicamente es limpiar el filtro.
  • Se ha demostrado que retirar todos los desechos y limpiar dos veces al día el vaso colector del espumador (skimmer) resulta beneficioso.
  • Limpiar el biotipo. Se refiere a limpiar las piedras, los troncos, los excrementos, etc de tu acuario.
  • Limpiar los cristales de manera periódica.

Renovación del agua

En los acuarios no se puede reproducir el cambio constante del agua. Debe sustituirse cada semana una cuarta parte del total del agua. Aproximadamente un 20 y un 25 % cada dos o cuatro semanas.

Como se ha indicado en el apartado limpieza, resulta saludable remover la grava y absorber las impurezas que se desprenden, así se deja sitio para el agua limpia y se purifica el fondo de los nocivos excrementos que, antes o después, envenenarán el biotopo donde viven especies como el Pez Diablo, útil devorador de algas.

Cambiar la mitad o más del agua en un sólo día resulta perjudicial, al romper el Ciclo del nitrógeno.

Alimentación

Una tarea diaria es el suministro de alimentos. Afortunadamente puede automatizarse con comederos para peces automáticos.

Asimismo, es normal que los peces de arrecife no coman los días siguientes a ser introducidos en la cubeta. Por ello la ración alimenticia de un animal debe elaborarse en función de sus gustos y exigencias, aunque suele constar de: alimentos frescos como harina de pescado, carne cruda, huevos de pez, mejillones o vegetales; presas vivas como gusanos acuáticos, larvas de insectos o pequeños crustáceos y alimento artificial, caso de los granulados industriales o escamas (hojuelas).

Los acuarios son ecosistemas vivos y, por lo tanto, dinámicos. Razón por la cual siguen demandando cuidados extras, aun con todas las automatizaciones conseguidas. Tareas como el cambio de agua, la combinación de nutrientes para la fauna y la flora, la limpieza del biotopo o la sustitución de filtros siguen siendo imprescindibles para la salud de los seres vivos y no se han conseguido automatizar por el momento.

La popularización de los acuarios, públicos y privados se ha expandido hasta el punto de volverse un elemento más de la cultura popular.