Saltar al contenido
Pez Acuario

¿Las peceras redondas y de plástico son buenas?

¿Las peceras redondas y de plástico son buenas? Aunque estéticamente sean atractivas y nos evoquen la idea de practicidad, las peceras redondas en cualquiera de sus presentaciones son una pésima elección al momento de elegirlas como el hogar para nuestros peces.

Para las personas que se inician en el mundo de la Acuariofilia o que al menos gustan de apreciar a los peces, es frecuente que una de las primeras imágenes que evoquen cuando tienen la idea de tener su primer pez en casa sea la de acudir a comprar una pecera redonda, sin saber la serie de consecuencias que esa decisión puede tener en la vida de quien será su futura mascota.

Las peceras en ocasiones son llamadas Betteras, ya que comúnmente son habitadas por los peces Bettas son más que dañinas para cualquier tipo de pez. Las razones son variadas, sin importar que sean de vidrio o plástico y no se requiere de ser un gran especialista para argumentarlo pues basta con un poco de criterio común y de respeto hacia la vida.

Sin embargo, luego de recopilar unos datos podría enumerar unas cuantas, para que les quede más claro el concepto de que si las peceras redondas y de plástico son buenas.

Las tres causas principales por las que no deberías iniciar con una pecera redonda o bettera

Lo reducido de sus dimensiones

Probablemente algunos digan que las hay con capacidad hasta de unos 10 litros, y no lo dudo puesto que las he visto, aunque no precisamente habitadas por un pez.

Generalmente las que solemos encontrar en los acuarios son pequeñas con capacidades desde medio hasta máximo 5 litros, y seguramente se habrán percatado que entre estas predomina aún más las que pueden contener aproximadamente litro y medio.

pecera redonda de plastico

Ese espacio tan reducido no puede ser benéfico para ningún tipo de Pez, tan sólo por citar ejemplos los Bettas necesitan al menos de un espacio de 10 litros en tanto que el pez japonés requieren 40 litros por pez.

Perjudiciales para la salud de los peces

Este aspecto me parece el que tiene mayores razones de peso para eliminarlas definitivamente como hogares para nuestras mascotas acuáticas. Abundan los sitios en la Internet que señalan lo dañinas que pueden ser para la vista y el sistema nervioso de los peces.

Ciertamente es suficiente con que nos remitamos a observar el agua al interior de las Betteras para corroborar que la visión es distorsionada, y más aún darnos cuenta de que ese efecto a la larga no puede pasar inadvertido para ningún ser vivo, que estará inmerso en ese mundo distorsionado las 24 horas del día porque es su hogar.

Asimismo, las alteraciones del sistema nervioso pueden derivar estrés y con éste el sistema inmunológico de nuestros peces tiende a decaer y hacerlos presa fácil de las enfermedades o pequeños bichos que también habitan en el acuario.

Requieren de cambios más frecuentes de agua

En relación con lo reducido de sus dimensiones, las peceras redondas son espacios donde el agua no puede mantenerse en buen estado para sus habitantes y por consiguiente provocan un cambio frecuente o quizá excesivo del agua para su mantenimiento.

Aunado a los cambios excesivos muchos de quienes nos iniciamos en el maravilloso mundo de los peces desconocemos también que dichos cambios deben de realizarse de manera parcial contribuyendo con esto al círculo vicioso de cuidados inadecuados en perjuicio de nuestras queridas mascotas.

A manera de conclusión sobre las peceras redondas y de plástico

Las peceras redondas se han usado principalmente por la publicidad y el deseo de comercializar, las personas que deciden adoptar a un pez como mascota comúnmente no se informan con anticipación sobre los cuidados requeridos por el mismo.

Hay incluso adaptaciones de la pecera redonda a cuestiones netamente de tipo decorativo, en forma de bellos jarrones o floreros bastante redituables en la tienda online de pez acuario.