Saltar al contenido
Pez Acuario

Pez Betta

pez rojo

En el mundo de los peces y los acuarios existen algunos muy espectaculares debido a su coloración brillante y sus aletas singulares. Peces con gran variedad de formas y con características únicas que merecen la pena conocer. En este caso, hablamos del pez betta. Un pez muy conocido por sus colores brillantes y vistosos, conocidos por ser peces luchadores siameses y por la agresividad que tiene el macho hacia otros peces betta. ¿Estás listo para conocer todo acerca de estos peces?

¿Cuales son los tipos de peces betta que existen?

Existen varios tipos de peces betta. Se trata de distintos fenotipos de la misma especie. Algunas de los tipos de betta  más apreciados son:

¿Donde es el origen del Pez Betta?

El origen de los peces betta se remonta por primera vez en el sudeste de asía. Tenían sus hábitats en lugares como los campos de arroz, las zanjas que se empleaban para el drenaje y en algunos estanques de las cálidas llanuras de inundación de la región. Estos peces han sufrido numerosas tormentas, inundaciones y sequías devastadoras y han podido desarrollar mecanismos de adaptación increíbles que los hacen poder sobrevivir en casi cualquier ambiente.

Una de las características que ha desarrollado para adaptarse bien a los entornos más hostiles es la de poder respirar oxígeno directamente del aire tomándolo por sus branquias. No es una capacidad continua, pero sí que pueden sobrevivir durante periodos cortos de tiempo fuera del agua. Cuando se encuentra con poca cantidad de agua en su alrededor, con el simple hecho de permanecer húmedo, es capaz de inhalar el aire que le rodea.

Aunque los peces betta pueden sobrevivir en espacios pequeños y en aguas cuya calidad no sea muy buena, lo hacen mejor en acuarios pequeños. Para que sobrevivan bien y tengan buena calidad de vida debemos proveer cambios regulares en el agua. Además, la temperatura para que su crecimiento sea el mas optimo es entre 24 y 27 grados.

¿A que se debe el nombre de betta?

Existe un nombre de un antiguo clan de guerreros que fue llamado Bettah. Estos peces, como se ha mencionado antes, son bastante violentos y buenos luchadores. Por ello, en nombre de este clan de guerreros, se le han puesto este nombre, ya que las luchas de peces también se hicieron populares a mediados del siglo XIX. Este deporte de peleas de peces se hizo tan famoso en Tailandia que el ex rey de Siam lo reguló legalmente. Cabe destacar que las peleas de peces no se evaluaban por la victoria de uno u de otros o por el daño que infringía un pez a otro, sino por la valentía de los mismos.

¿Cuanto vive un pez betta en una pecera?

La esperanza de vida del pez Betta es de alrededor de 5 años, por este motivo, si quieres que tu pez la alcance deberás prestar especial atención a sus cuidados y ofrecerle la mejor calidad de vida posible, porque sino esta esperanza de vida pueda reducirse a 2-3 años y queremos que nos dure más nuestro pez.

¿Cuales son los cuidados del pez betta?

Los cuidados del pez betta son relativamente sencillos, aunque es importante conocer ciertas pautas para mantenerlas en buen estado de salud y asegurar que se desarrollan de forma adecuada y puedan vivir su máxima vida de pez.

En este artículo de pezacuario.com te mostraremos todo sobre los cuidados del pez betta, explicándote cómo debe ser su entorno, la compatibilidad de estos peces con miembros de su misma especie o de otra, la alimentación más adecuada y mucho más, ¡para esto debes de seguir leyendo!

LA PECERA DEL PEZ BETTA

Para asegurar que un pez Betta disfrute de una buena calidad de vida debemos tratar de ofrecerle un entorno parecido al que tendría en estado silvestre. El pez Betta es originario de Tailandia y habita en aguas poco profundas, como son los arrozales. Salen con cierta regularidad a tomar el aire, por ese motivo no hará falta que añadas un filtro o un sistema de aireado. Lo más importante es que el pez Betta cuente con un hábitat espacioso y limpio, adaptado a sus necesidades específicas como especie. No necesita mucho espacio pero si es recomendable dejar al macho separado de otras especies o al macho con hembras.

ELEMENTOS DE LA PECERA DEL PEZ BETTA

Es muy importante que la pecera del pez Betta contenga diversos elementos, por ese motivo a continuación te mencionaremos aquellos que son indispensables. No olvides que puedes elegir aquellos que más te gusten para que tu pecera sea única:

  1. Arena o grava
  2. Plantas
  3. Rocas
  4. Iluminación
  5. Escondite

MANTENIMIENTO, TEMPERATURA Y CONSEJOS EXTRA

La temperatura de la pecera debe oscilar entre los 22 ºC y los 32 ºC, por ese motivo, si en tu localidad no se dan estas temperaturas deberás adquirir un climatizador para acuario que asegure la temperatura ideal para esta especie. Te aconsejo que limpies el agua cada 7 dias retirando la mitad del agua para provocar un cambio radical en el entorno que afecte a la salud del pez Betta y es aconsejable que utilices agua embotellada.

Es fundamental que de forma regular supervisemos a nuestro pez Betta para comprobar que se encuentra físicamente bien y que no ha padecido lesiones debido a los elementos incluidos en la pecera, así como aquellos que puedan estar provocados por otros peces.

COMPATIBILIDAD DEL PEZ BETTA

Un factor que repercutirá directamente en los cuidados del pez betta, la alimentación y en la pecera es la presencia de otros animales en el acuario.

A continuación, te hablaremos de la compatibilidad del pez betta, ya hablemos de hembras o machos:

  1. Un solo ejemplar
  2. Betteras: son entornos específicos para la cría del pez betta. Son de tamaño pequeño y reducido, por ese motivo su uso es exclusivo en la época de reproducción.
  3. Un solo macho y tres hembras
  4. Comunidad de diferentes peces no es recomendable

Finalmente, como ya te dije anteriormente, debes recordar que nunca debes juntar a dos o más machos, pues son muy agresivos entre sí y acabarían lastimándose unos a otros. Lo más aconsejable es tener un único ejemplar en la pecera.

¿Como diferenciar un pez betta macho de un pez betta hembra?

Los betta machos y hembras a partir de las 8 semanas de vida, comienzan a desarrollar poco a poco sus características sexuales propias de cada género y sí es posible ahí es donde se pueden ir diferenciando por su aspecto físico.

El pez betta hembra tienen la cola y las aletas más pequeñas y más cortas que los machos. En el caso de los machos, la aleta caudal, o sea, la cola, puede duplicar y a veces triplicar la longitud de su cuerpo. En el caso de las hembras es todo lo contrario.

Otra forma que suele funcionar para sexar peces betta es fijarse en sus colores. Los colores de los peces betta hembra en general son más pálidos y apagados que los colores de los machos. La pez beta macho es muy vistoso y puede ser azul, rojo chillón, morado, etc. En cambio, el cuerpo del pez betta hembra normalmente tira más hacia colores algo más pálidos.

Cierto que algún pez betta hembra sí son azules o rojas. Pero hay otra pista. El pez betta hembra no tiene varios colores ni patrones de colores diferentes en el cuerpo. Mientras muchos machos tienen patrones o dibujos con más de un color, las hembras suelen ser de un único color básico sólido y esta podría ser la gran diferencia.

Si aun te quedan dudas y quieres ver mas a fondo este tema, te invito a que veas el siguiente vídeo con la información necesaria y se te aclaren tus dudas:

¿Cuales son las enfermedades mas comunes del pez betta?

La mayoría de las enfermedades que sufren los peces betta pueden prevenirse tan sólo con un buen y limpio ambiente y tratarse con antibióticos y sal de acuario. Trata de empezar a conocer a tu pez desde el primer día que lo llevas a casa. Observa su comportamiento cuando está en óptimas condiciones, de esta forma, si llega a enfermarse y los síntomas físicos no han llegado, podrás identificar si algo no anda bien ya que, con seguridad, su comportamiento cambiará.

Un buen momento para hacerlo es durante la limpieza del acuario y cuando se está alimentando. Si tu pez se encuentra enfermo no querrá comer tanto o se negará a hacerlo del todo además se le notará poco movimiento dentro de la pecera.

COLUMNARIS – HONGO DE LA BOCA

El hongo de la boca es una bacteria que, ya de por sí, se gesta en los acuarios y estanques. Es una bacteria que puede ser tanto beneficiosa como perjudicial. Cuando un betta sufre de esta enfermedad, físicamente, comienza a presentar manchas tipo “algodón o gasa” en las branquias, boca y aletas por todo el cuerpo.

Este problema es causado cuando las condiciones del hábitat del animal no son las apropiadas o estresantes (hacinamiento o poco espacio) y poca circulación de agua nueva y limpia, así que deberías empezar en solucionar estos problemas para que pueda curarse.

LA HIDROPESÍA

No es considerada una enfermedad como tal, si no una manifestación del mal estado interno o degenerativo del pez, presente por otras patologías como, por ejemplo, la hinchazón y acumulación de líquido en hígado y riñón.

Puede ser causada por parásitos, virus, mala nutrición y bacterias. La hidropesía es grave y visible porque la zona abdominal está claramente inflamada y algunas partes del cuerpo salen como si la piel estuviese hecha de pequeños pinos.

Otros síntomas son, poco apetito y necesidad constante de subir a la superficie para recibir oxigeno. Es una enfermedad que, podría resultar contagiosa para otros miembros del acuario, pero en la mayoría de los casos no lo es.

COLA ROTA O DESHILACHADA

Una de las enfermedades que le suceden más a menudo a los peces betta, habiendo cientos que casos que reportan su aparición. Sus aletas largas de estilo tecnicolor son susceptibles a una mala y pobre calidad del agua, aunque pareciera como si el betta mordiese su propia cola debido a aburrimiento o estrés. Además del cambio drástico en el estado de la cola, que se ve claramente rasgada, el animal puede presentar decaimiento, manchas blancas extrañas, bordes negros y rojos a lo largo de la zona afectada.

No te preocupes porque con un tratamiento, basado prácticamente en cambiar a diario el agua y revisar la fuente de la misma, la cola de tu betta volverá a crecer. No dejes que los síntomas avancen porque esto podría convertirse en una enfermedad mortal.

ICH O ENFERMEDAD DEL PUNTO BLANCO

Extremadamente común, causada por la presencia de un parásito que necesita el cuerpo del betta para mantenerse vivo. Sus síntomas empiezan por cambiar el comportamiento del animal. Tu pez estará muy apagado, a veces nervioso, y restriegan su cuerpo con las paredes del acuario. Es después cuando aparecen los puntos blancos por todo el cuerpo. Estos puntos no son más que quistes que hacen de envoltorio para los parásitos.

Si la enfermedad no se trata, el pez podría morir de sofocación debido a que, por tanta ansiedad, el ritmo cardíaco se ve alterado. Baños de agua salada, fármacos y hasta termo terapia son algunos de los tratamientos que puedes darle a tu pez para empezar a combatir esta enfermedad.

LA SEPTICEMIA

La septicemia es una enfermad no contagiosa producida por bacterias y derivada del estrés que se producen factores como: hacinamiento, cambios demasiados bruscos en la temperatura del agua, llegada de nuevos peces al acuario, mal estado de la comida o por heridas de cualquier tipo. Se diagnostica por la presencia de marcas rojas como sangre por todo el cuerpo del betta.

Los tratamientos más típicos para esta enfermedad es la colocación de antibióticos en el agua, que luego puedan ser absorbidos por el pez. De igual forma, los antibióticos, deben usarse con moderación. Lo mejor será preguntar al veterinario antes de la aplicación, para que pueda recomendar la dosis más apropiada.

Finalmente un vídeo explicativo con sus respectivas curaciones de las enfermedades del pez betta:

¿Cual es la a comida preferida de los betta?

Los bettas disponen de una boca volteada y normalmente se alimentan en la parte de la superficie del agua. Como son peces que son capaces de poder respirar durante periodos cortos de tiempo fuera del agua, no se asustan de estar por arriba del agua.

Entre la comida que más le va a su dieta son los siguientes:

  1. Escamas (o pellets): este alimento está disponible en cualquier tienda especializada y constituye un extra diario para asegurar el aporte nutricional adecuado, no obstante, no debe ser la base de su alimentación.
  2. Crustáceos e insectos: deberás ofrecerle una cantidad variada de alimento de origen animal, que puedes adquirir en tiendas especializadas, ya sea vivo o congelado. Puedes incluir larvas de mosquitos, gusanos tubiflex, grindal, artemia etc.
  3. Verduras variadas: también puedes enriquecer su alimentación haciendo pequeños “ramilletes” de verduras variadas, como pueden ser los brotes tiernos de las ensaladas. También puedes apostar por zooplancton. Tener mucho cuidado con el tamaño de la verdura que debe ser adecuado a lo que le pueda caber en la boca.
  4. Papilla para peces Betta: algunas personas prefieren hacer una papilla mezclando de forma proporcional todo el alimento, que incluya un 60% de alimento de origen animal y un 40% de escamas y verduras variadas, si tu sabes hacer esto adelante, es una buena opción.

Este artículo es meramente informativo, en pezacuario.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si te gusto el articulo favor de comentarnos tu experiencia o si gustas que añadamos algún tema en específico también lo podemos hacer, deja tu comentario.